«Es mi decisión»: Personas mayores y comunicación móvil

Duración: 2010 – 2011

Fuente de financiamiento: Social Science and Humanities Research Council de Canadà (SSHRC)

Proyecto de referencia: Projecte A-C-M

Investigadora principal: Mireia Fernández-Ardèvol, Universitat Oberta de Catalunya; Colaboradora: Lidia Arroyo Prieto, Universitat Oberta de Catalunya; Asistente de investigación: Daniel Blanche, Universitat Oberta de Catalunya.

Descripción: La telefonía móvil es la tecnología de la información y la comunicación (TIC) más extendida y sigue la misma tendencia que otras TIC: aquellos que muestran tasas de adopción típicamente más lentas son personas mayores. Por lo tanto, es relevante explorar las motivaciones y los motivos de las personas mayores respecto a la adopción y no adopción de telefonía móvil. Nos centramos en dos ciudades: Barcelona (Cataluña, España) y Los Ángeles (CA, EE.UU.). En Cataluña, hasta el 95% de la población es usuaria de telefonía móvil, mientras que entre los mayores la cifra baja hasta el 82% (65-74 años). En los EE.UU., el porcentaje de usuarios móviles es del 85% para la población y el 68% para la población entre 66 y 74 años. En un contexto con una presencia tan ubicua de esta tecnología, los que optan por abandonar esta tendencia a menudo tienen que justificar su decisión ya que se enfrentan a las presiones sociales por estar localizables por teléfono móvil, al igual que el resto de la población.

Metodología: Entre 2010 y 2011 se realizaron entrevistas semi-estructuradas tanto a usuarios móviles como no usuarios. En esta muestra no probabilística, la mayoría de individuos eran usuarios móviles, con 11 individuos de 73 que no eran usuarios en el momento de la entrevista. Entre los no usuarios, algunas personas no habían tenido nunca un teléfono móvil, y otros lo adoptaron por momentos concretos.

Resultados esperados: El objetivo de nuestro análisis no es presentar recomendaciones para incrementar la suscripción móvil entre las personas mayores, sino comprender las decisiones personales respecto a esta tecnología específica. Hacemos nuestros análisis tomando en cuenta que, actualmente, no tener un teléfono móvil en las dos ciudades estudiadas podría significar que la persona sin teléfono móvil ha asumido una posición firme sobre el asunto.

Casos de estudio:

Enlaces: